Cómo plantar morrones en macetas

Cómo plantar morrones en macetas. Los morrones o ajíes que usamos en la cocina para elaborar desde las recetas gourmet hasta una simple ensalada pueden ser cultivados en casa en una maceta. Sólo van a requerir un buen sustrato, un macetero, sol y temperaturas cálidas.

Cómo germinar las semillas de morrones

Para germinar las semillas de morrones podemos utilizar un par de hojas absorbentes, agua, una bolsa de plástico para conservar la humedad y una bandeja o plato. Sobre la bandeja colocamos una de las hojas y la mojamos con un vaporizador de agua. Luego colocamos las semillas separadas un centímetro una de otra y tapamos las semillas con la segunda hoja. Por último envolvemos la bandeja o el plato con la bolsa de manera que se conserve la humedad.  Pasados una semana aproximadamente y dependiendo de la temperatura ambiente las semillas brotarán y se verán como en la siguiente foto.

Cómo plantar morrones en macetas

Cuando están brotadas podemos pasarlo a una maceta que no será la definitiva pero que permitirá a la planta crecer hasta que tenga unos 15 cm de altura. Esta maceta llevará un sustrato rico en nitrógeno ya que al principio lo que necesitará es lograr un desarrollo foliar importante. Es importante que esta maceta chica esté al sol y con una temperatura superior a los 15°C. Podemos mantener estas macetas en el interior de nuestro hogar detrás de una ventana, por ejemplo.

Cómo plantar morrones en macetas

Pasado un mes de su brote la planta se encuentra en una maceta chica fortaleciendo su tallo y desarrollando sus hojas. Veremos que el color de las mismas es verde oscuro. Una tonalidad amarillenta en las hojas serán el aviso de la falta de algún nutriente o de que necesita cambio en el tamaño de la maceta.

Para lograr que el cultivo de morrones sea exitoso en una maceta vamos a tener en cuenta lo siguiente:

  • Utilizaremos una maceta de forma cuadrada o rectangular. La profundidad necesaria será de 40 cm o más. Los lados de la maceta pueden ser de 40 cm a 50 cm. Este tipo de forma más alargada que profunda favorece el desarrollo radicular que tiene la planta de morrón.

Cómo plantar morrones en macetas

  • El sustrato debe ser muy rico en nutrientes. Los primeros dos meses de vida deberá recibir nitrógeno como aporte principal. Ésto permitirá un desarrollo de tallos y hojas ideal. Es común que en esta primera etapa se formen algunas flores. Dado que es una etapa muy temprana de la planta cortaremos estas flores para que la planta encause todas sus energías y nutrientes en crecer.  Luego de los 3 meses la planta ya tendrá un tamaño de medio metro o un poco más, desarrollará ramas y podrá ahora sí dar flor. La formación de flores en la planta le implica un esfuerzo a la misma. Podemos agregarle un poco de tierra rica en Fósforo y Potasio a la tierra para que la flor y luego el fruto se desarrollen correctamente.
  • El riego debe de ser frecuente. El morrón contiene una buena parte de agua por lo que debemos procurar que la tierra no pase sequías.
  • Sol. El morrón pertenece a las familias de las solanáceas lo que implica que agradece estar expuesto al sol la mayor parte del día.
  • Temperatura. El morrón se desarrolla bien con temperaturas cálidas por lo que convendrá poner a resguardo la maceta si las temperaturas exteriores están por debajo de los 10°C.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×