Qué sembrar en Abril en Uruguay?

¿Qué sembrar en Abril en Uruguay? Marzo, Abril y Mayo son meses donde sembramos casi todo, podamos y reproducimos por esquejes (o bulbos) muchas plantas (sobre todo aromáticas) y retiramos (total o parcialmente) las plantas que ya cumplieron su función. Tanto movimiento requiere una serie de actividades previas que aquí encontrarás así como una reseña de lo que usualmente se siembra en Abril.

Qué hortalizas sembrar en Abril.

Qué sembrar en Abril en Uruguay
Guía de siembra para Abril

Tanto Abril como Marzo son los meses ideales para sembrar casi todo lo que consumimos en nuestros hogares. Podremos plantar todos los vegetales de hojas verdes. Con ésto nos referimos a la lechuga, escarola, apio, perejil, acelga, espinaca, mostaza, mizuna, etc. También es buena época para los vegetales de raíz como la zanahoria, remolacha, rábanos o rabanitos en todas sus variedades, cebolla, etc.

Tareas previas a la siembra

Tanto Marzo como Abril son meses de transición por lo que todavía tenemos en la tierra plantas que siguen dando frutos como los morrones, tomates, berenjenas, etc. (producción de «Primavera – Verano») pero que ya van terminando su ciclo. Es en este panorama que realizaremos la transición. Previo a la nueva siembra es necesario realizar ciertas actividades de «mantenimiento y limpieza del suelo» para luego poder «reacondicionar el suelo» para la nueva siembra.

Limpieza del suelo, retiro y poda

Para ingresar la nueva siembra vamos a retirar las plantas cuya producción se agotó o está por agotarse. Los tomates son los primeros en acusar el cambio de estación. Requieren calor y sol y en Abril ya pueden empezar a tener sus hojas marchitas,  no presentar flores o tener tomates cuya maduración a esta altura del año ya cueste completarse. Los morrones le siguen! En algunos casos la planta del morrón puede tener un buen desarrollo de sus raíces y admite poda en vez de su extracción completa. En esta decisión va a depender mucho de las temperaturas mínimas del lugar donde vivimos en los meses de Junio, Julio y Agosto. Si sólo son cercanas a 0°C una buena poda y alguna tela anti heladas permitirá que la planta sobreviva a la siguiente temporada. Los berenjenales en Abril pueden estar en plena producción sobre todo si fueron de siembras tardías por lo que no haremos ninguna extracción, sí quizás, cortaremos las hojas o ramas que ya están en el fin de su ciclo. Al igual que con los morrones, luego que termine la producción podemos podarlos manteniéndolos a resguardo durante el invierno.

Tratamiento del suelo

Una vez retirado y/o podado las plantas es hora de reacondicionar el suelo. Tres puntos a tener en cuenta en lo que respecta al suelo:

  • Observar si el cultivo anterior sufrió de ataques de plagas o de enfermedades. Saber si algún insecto no benéfico o plaga tuvo una presencia superior a lo normal es importante. Implica que en ese mismo suelo debemos aplicar preventivamente remedios orgánicos. Los purines de ortiga, cola de caballo, ajenjo, etc. no  sólo son utilizados sobre las hojas cuando la plaga ya está presente sino que muchas veces se aplican de manera preventiva o combativa en la tierra mediante riego. Estos purines además de cumplir con la función de ser repelentes o insecticidas aportan, además, nutrientes al suelo.
  • Descompactar el suelo. Luego de una temporada de plantíos el suelo se compacta. Para que la nueva siembra logre desarrollar sus raíces debemos tener una tierra floja y libre de terrones que se hayan formado. !Ésto no significa dar vuelta la tierra! La tierra no se da vuelta ya que en los primeros 5 a 10 cm de profundidad del suelo se encuentran los micro organismos que aportan los nutrientes a las raíces de la nueva planta que sembraremos. La herramienta que usaremos es la horqueta como la de la siguiente foto. Esta herramienta se utiliza pisándola hasta que se hunda en el suelo y se inclina aireando la tierra y descomprimiendo la tierra.

  • Fertilización o abono del suelo. Muchos cultivos de verano son muy exigente en nutrientes y tienden a agotar la tierra. La incorporación al suelo de Compost, materia orgánica, humus, etc. ayudarán a reconstituir el lugar donde sembraremos para que los próximos cultivos se desarrollen con éxito.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×